Publicidad
Deportes · 1 de Abril de 2016. 16:30h.

El Estado debe cerca de 12 millones a los Juegos del Mediterráneo

La Generalitat tampoco cumple con la financiación del Sant Jordi

El Estado debe cerca de 12 millones a los Juegos del Mediterráneo

Miembros del comité de los Juegos visitando las obras

Tarragona vive una auténtica carrera contrarreloj para que el verano de 2017 se puedan celebrar con toda normalidad los Juegos del Mediterráneo. Cuando faltan sólo 15 meses, la mayoría de obras de los equipamientos más importantes llevan un retraso considerable, una circunstancia que se ve agudizada por la caída de las aportaciones de las diferentes administraciones.

 

Un ejemplo claro es la aportación de 15 millones de euros a que se comprometió el Estado español, que debían servir para construir el Centro Acuático y reformar el Nuevo Estadio y el estadio de atletismo.

 

De estos 15 millones, el gobierno central sólo ha garantizado, hasta ahora, 3,4 millones, que aún no han llegado. Esto hace que la construcción del Centro Acuático esté en suspenso, y que la reforma del Nuevo Estadio no haya comenzado.

 

Esta misma semana, desde el grupo municipal de CDC de Tarragona, Albert Abelló ha criticado las "migajas" que, según él, les ha dado el estado, en comparación con "los 40 millones que invirtió en los Juegos del Mediterráneo de Almería del 2005 ". Por CDC, hay un claro "boicot" del estado en los Juegos de Tarragona.

 

Pero no se encuentran en mejor estado algunos de los equipamientos que dependen de la financiación de la Generalitat, como el Complejo Sant Jordi, un palacio de deportes para 5.000 personas que se ubicará en la anilla mediterránea de Camp Clar. La construcción del complejo está parada porque ya son dos las empresas concesionarias que se han echado atrás a la hora de realizar las obras.

 

En ambos casos, las empresas han apuntado que el proyecto era inviable económicamente, sobre todo por el poco tiempo que hay para llevarlo a cabo, que obligaría a trabajar en turnos dobles y contratar más personal. Esto encarecería la obra, que está proyectada en 12 millones. Desde el Ayuntamiento se pide a la Generalitat que se licite de nuevo el proyecto con un mayor importe, pero el Gobierno aún no ha respondido.

 

La urbanización de la anilla mediterránea donde se debe construir el palacio también con retraso. Este miércoles se ha aprobado de nuevo al plenario municipal el proyecto, que ya se ha empezado a desplegar a toda prisa, pues debería estar finalizado en abril de 2017, justo dentro de un año.

 

Esta carrera contrarreloj también se vive en otros equipamientos de poblaciones cercanas que acogen competiciones de los Juegos del Mediterráneo, como es el caso del Pabellón del Club de Deportes Vendrell, donde se debe jugar el balonmano femenino, o el campo de fútbol de Calafell, subsede de la competición de fútbol.

 

Ninguna de las dos remodelaciones ha empezado todavía. Sin embargo, desde el Comité Internacional de los Juegos del Mediterráneo han querido dar una muestra de confianza afirmando que las instalaciones estarán listas para finales de junio de 2017.

Imagen del proyecto del complejo Sant Jordi

Publicidad
Publicidad

5 Comentarios

Publicidad
#6 Pepet, Sabadell, 01/04/2016 - 22:17

En temps de crisi, això no hauria de ser una prioritat; després parlem de dèficit!

#4 ordenado, Barcelona, 01/04/2016 - 19:04

¿Y si nos dejamos de jueguecitos y ponemos un poco de orden a este país ?

#3 Hector, Bcn, 01/04/2016 - 17:37

I mira que invertir a tarragona per l'estat espanyol els faria guanyar mes suport unionista al llarg del territori tarragoni, pero ni aixi!! XDD

#2 Riau, Tarragona, 01/04/2016 - 16:59

La pobra Tarragona és víctima de la crisi i de la poca empenta dels seus dirigents. Quan l'Estat va invertir els 40 milions a Almeria eren temps de vaques grasses. No és el cas d'ara. Només sento el ridícul que farem per la poca visió dels polítics.

#1 narcisa, mentre hi hagi burros, aniran a cavall, 01/04/2016 - 16:58

les comarques tarragonines sí que són en una situació límit, rodejades d'edificis de 69 plantes, a un pam de les onades... més mils de milions de maños, pakis, sudacas i borratxos britànics, jajjs, quin Port Desventura de la Barsaalona World tot ple de casinos i puticlubs, i els que vindran, jajjs.